MÁS DE 100.000 PERSONAS EN UN MES DE TOROS Y TENIS CORONAN AL COSO DE VALÈNCIA COMO ESPACIO DE ENCUENTRO Y PROYECCIÓN PARA LA CIUDAD

A sus 158 años, la plaza de toros de València ha arrancado 2018 como gran referente urbano, de encuentro y proyección internacional para la ciudad. El espacio ha demostrado estar despojado de todos los complejos políticos que la abrazan. La Copa Davis ha sido la guinda y ha servido, además, para resaltar el monumento y sus particularidades propiamente taurinas en un evento que ha trascendido más allá de prejuicios y fronteras. La victoria agónica de David Ferrer en el último partido puso el colofón el pasado domingo 8 de abril y en prácticamente un mes –el 10 de marzo comenzó la Feria de Fallas– el coso valenciano ha visto como por sus tendidos pasaban más de 100.000 personas en tres días de tenis y 10 de toros.

Alrededor de 81.000 espectadores pasaron por la plaza de toros de València entre el 10 y el 19 de marzo. A una media de 5.800 espectadores por evento: novilladas, rejones, corridas de toros o festejos populares. No habían pasado ni dos días, el coso empezó sus obras para la Copa Davis. Por primera vez el tenis llegaba a la plaza de toros de València. Una apuesta que contó con el impulso la Diputación de València, propietaria del inmueble, Generalitat Valenciana, y también un Ayuntamiento de València tan reacio normalmente a lo que ocurre en el histórico circo obra del arquitecto Sebastián Montelón Estellés.

Precisamente en la pasada Feria de Fallas se celebró el 50 aniversario de la más importante remodelación del inmueble de cara a la ciudad. Hace medio siglo la plaza se abrió definitivamente a la ciudad con la demolición del muro que la rodeaba y enseñó esplendorosa su fachada de estilo neo-romano. Fue entonces cuando se ganó la amplia acera que hoy es lugar de encuentro en pleno centro de la ciudad. El conjunto espectacular que conforman plaza de toros y Estación del Norte el pasado fin de semana se ha lucido en innumerables ocasiones a través de televisión, gracias a la realización de la Copa Davis.

Las redes sociales han hervido literalmente. La localización ‘plaza de toros de Valencia’ en Instagram ha recogido miles y miles de fotos. La Diputació de València ha mostrado orgullosa la imagen de su ‘Plaça de Bous’ y así lo han expresado tanto el presidente Jorge Rodríguez, como el diputado de Hacienda y responsable del coso, Toni Gaspar.

Desde la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de València también se ha celebrado el impacto de la Copa Davis, aunque les ha costado más teclear el emplazmiento, ‘plaza de toros’ o ‘plaça de bous’, a la hora de reconocer que la particularidad de un continente con más 150 años de historia sigue siendo referente singular para la ciudad. Así, desde la Generalitat, con un Ximo Puig que no se ha perdido ninguna de las tres jornadas de tenis, se ha valorado positivamente el impacto de la celebración de los cuartos de final en València durante este fin de semana. Puig ha asegurado que la competición ha sido un “extraordinario éxito” debido tanto a la “proyección internacional” de la Comunitat en el extranjero, como por la difusión del deporte. Como si los políticos de la Comunitat Valenciana volvieran a abrazar los grandes eventos. En cambio, ha obviado mentar a la plaza de toros (o plaça de bous) en ningún tuit o nota de prensa de valoración en referencia a la Copa Davis.

Desde el Ayuntamiento de València dos veces se le escapó ‘Plaça de Bous’ al community manager en Twitter. Fue al principio, los días 5 y 6 de abril. Algo es algo. En cambio, sí que aprovecharon el reclamo del gran evento de la Copa Davis y que iban a pasar 8.000 personas en cada una de las tres jornadas de tenis para realizar una encuesta entre los asistentes para medir el impacto turístico en la ciudad con preguntas sobre pernoctación o alimentación. Algo que choca con la clara discriminación que desde el Ayuntamiento que preside Joan Ribó se ningunean los eventos taurinos que se celebran en la ciudad y por los que pasaron en Fallas más de 80.000 espectadores. Al parecer esta cantidad de personas no interesa para realizar encuestas sobre el impacto turístico en València.

Quien más se volcó en destacar la emblemática plaza de toros de València como uno de los grandes atractivos y singularidades de la eliminatoria de cuartos de final de la Davis entre España y Alemania fue la propia organización. Para València era la primera vez que albero taurino y tierra batida se fusionaban, pero hace más de un siglo el viejo Chofre donostiarra fue pionero según se encargaron de recordar desde Copa Davis en un oportuno reportaje. Desde las redes sociales de Copa Davis se destacó donde se ubicaban los vestuarios de España y Alemania, en los mismo corrales…

Se pusieron todos los medios para contar cómo de espectacular era la salida de los tenistas al ruedo atravesando el misterioso túnel chiqueros, como los verdaderos toros bravos:

A Rafa Nadal le llamaron incluso ‘Matador’ o ‘Miura’.

Y si la organización estuvo a la altura de los 158 años de historia del coso, el público no fue memos. El ambientazo en la plaza de toros de València era espectacular y lucía así…

El público no dudó en corear con gritos de ‘torero, torero’ a David Ferrer en el partido decisivo. Fue una faena de todos, una faena de puerta grande.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s